L'elisir d'amore

La propuesta de realizar un vídeo, que diera una visión personal de las óperas que el Gran Teatre del Liceu tiene previsto estrenar, se materializó con los alumnos de Comunicación Audiovisual de segundo de bachillerato artístico de nuestra escuela. 

Ellos se aproximaron (desde una cierta "extrañeza" hacia el fenómeno operístico) a las operas L’elisir d'amore, Street Scene y Lohengrin, buscando aquellos elementos que les fueran próximos: los temas, el ritual de ir a la ópera, etc.

En el caso de la ópera de Donizetti, obviamente la magia del amor, la atracción, el "bebedizo" fue un elemento que les atrajo y sobre el que se trabajó desde diferentes enfoques, tanto estilísticos como técnicos.

Por otro lado, el mundo mítico y la complejidad wagneriana de Lohengrin dio lugar a propuestas, muchas veces, de difícil concreción.

Los resultados reflejan el carácter de ejercicio de clase constreñido por el calendario y por las condiciones multidisciplinares de nuestro taller, y apuntan hacia la esperada, aunque no por ello menos gratificante, frescura de la visión de los jóvenes. Una visión a su vez muy lejana de la "etiqueta" operística.

Este ejercicio ha permitido experimentar con técnicas de grabación más cercanas al mundo de la animación que al del vídeo, como el stop motion. Una muestra es el video hecho con recortes de papel de Anna Juárez, Núria Rodríguez y Anabella Tarre. La estética naif de este clip está en sintonía con la comedia de enredo de Donizetti en que se inspira. En esta propuesta, los peligros de manejar una sustancia como es el elixir de amor se ponen de relieve a través de una metáfora que tiene como epicentro una simple mosca. Esta mosca cae por accidente en un frasco de elixir y súbitamente sus semejantes enloquecen de amor por ella. Un buen logro de esta propuesta es el ritmo marcado que gracias al stop motion se imprime a la imagen y que coincide en todo momento con el “tempo” de la música que se va acelerando. Los colores planos que se obtienen con las cartulinas recortadas son también un acierto y dan al conjunto nitidez y contundencia, a la vez que permiten trabajar con mucha agilidad. Es por esta razón que no se renuncia a fabricar los títulos de crédito con la misma técnica. Algo que da un punto muy personal al vídeo y que recuerda indefectiblemente a la cinematografía de Michel Gondry.