El edificio

El Gran Teatre del Liceu se erigió en el sector central de la popular Rambla de Barcelona, paseo emblemático de Ciutat Vella, que ha mantenido a lo largo del tiempo su protagonismo y abigarrada personalidad. 

Tiene una superficie construida de 36.000m2, de los cuales el 70% los ocupa el área de escena y de servicios, y el 30% restante corresponde a la área des

Vestíbulo 

El vestíbulo principal con acceso desde La Rambla, es uno de los espacios que se salvaron del incendio de 1994.

El vestíbulo es de estilo ecléctico basado en el Renacimiento. Este estilo era conocido, a mediados del siglo XIX, como “florentino” y era la interpretación más o menos libre que en la época isabelina se hacía del neoclásico.

La escalera central es de mármol y conduce al primer piso donde se encuentra el “Saló dels Miralls”. La escalera es también de estilo neoclásico. En la parte superior se encuentra una escultura de la “Musa de la Música”, obra de Venanci Vallmitjana. Fue colocada en 1901.

Sala

La fiel reconstrucción de la Sala y el escenario totalmente destruidos por el fuego, ha permitido varios cambios y mejoras.

 

La sala, inspirada explícitamente en el Teatro alla Scala de Milán, tiene la planta en forma de herradura (profundidad y anchura máximas de 33 y 27 m), con platea y cinco niveles, que hacen de la sala uno de los espacios teatrales más solemnes de toda la arquitectura europea del siglo XX.

Su aforo es de 2.292 espectadores, uno de los mayores de los teatros de ópera europeos.

Los palcos —con pequeños antepalcos— se sitúan en el proscenio, alrededor de la platea, y en el anfiteatro.

El conjunto del proscenio sigue la recomposición de este espacio, realizada en 1909, con un gran arco central que nace de los montantes laterales, bien definido cada uno de ellos por las dos columnas corintias que contienen los pretiles de los cuatro pisos de palcos de proscenio, los más amplios y lujosos del Teatro.

A lo largo de la historia del teatro han habido diferentes telones. El telón de boca actual (terciopelo) ha sido diseñado por Antoni Miró y tiene dos formas de apertura: vertical y de extremo a extremo.

Las pinturas que en los ocho óculos o medallones del techo y encima del arco de proscenio son obra del pintor Perejaume. De estos ocho óculos, cinco son retráctiles (móviles), de forma que las pinturas se pueden mover y dejan al descubierto una serie de focos que forman parte del equipamiento luminotécnico. 

El Foso de la orquesta también es una plataforma que se eleva o se mantiene a 2m por debajo del escenario según el tipo de espectáculo.

El conjunto de la Sala y el escenario disponen actualmente del equipamiento técnico necesario para satisfacer ampliamente las exigencias que presentan las producciones operísticas.

Saló dels Miralls

El Saló dels Miralls, antiguamente nombrado “El vergel”, es un espacio de encuentro del público. Salvado del incendio y restaurado cuidadosamente, este salón, con las nuevas pinturas en el techo y los curiosos textos referentes al arte y la música que recorren la parte alta de las paredes, es un espacio donde se conserva, intacta, la atmósfera del antiguo Teatro del Liceu

Foyer

El Foyer, es un espacio de descanso y encuentro para el público, que situado bajo la sala. Es un espacio polivalente donde, además de la cafetería durante los entreactos, se utiliza también como sala para conciertos y representaciones de pequeño formato, sesiones informativas previas a cada representación operística y para la celebración de eventos empresariales o sociales 

Escenario

   

El escenario del Liceu es el área más grande de todo el conjunto del Teatro y el núcleo alrededor del cual se organiza todo el edificio. Es el corazón de una gran torre escénica que se eleva 40m por encima del nivel de escena y se hunde 24m por debajo de este nivel.

Está dotado de unos equipamientos de gran envergadura y complejidad que permiten una enorme agilidad en el montaje y desmontaje de las producciones, en el cambio de escena y, a su vez, la alternancia de títulos en la programación. 

La estructura es en forma de cruz. En el centro, está el escenario propiamente dicho, y, en los laterales y en el fondo, unos espacios anexos.

La boca del escenario (el marco), es de 14m de anchura y el escenario tiene 15m de anchura y 16m de profundidad (que es lo que ve el espectador). Este espacio está formado por dos grandes plataformas con movimiento ascendente y descendente que trabajan como ascensores.

Encima del escenario, es decir en el nivel cero, se eleva la gran torre escénica de 33m de altura hasta la pinta, y 7m más hasta arriba del tejado. Se hunde 16 + 8m para dar cabida a las plataformas por debajo de este nivel cero.

  

 

El Espai Liceu 

Está situado en la primera planta del subterráneo, con acceso desde la Rambla y la calle Sant Pau, y está comunicado con el Foyer. Es el punto de partida de las visitas al Liceu, también es un espacio cultural y comercial para la promoción del Teatro y la música lírica. Incluye un pequeño auditorio de forma esférica donde los visitantes pueden escuchar música y visionar proyecciones de las óperas, una mediateca, una cafetería y el espacio comercial relacionado con la música y las artes. El Espai Liceu también incluye las taquillas.