Proyecto educativo

El Gran Teatro del Liceo es una institución con un fuerte arraigo en el conjunto de la sociedad catalana, con gran reconocimiento a nivel mundial y que, des del año 1983, inicia un compromiso con la comunidad educativa y con la sociedad en general a través de una serie de actividades educativas.

Este compromiso se ha visto consolidado con la creación de una programación estable, El Petit Liceu, y con todo un conjunto de actividades que conforman el Proyecto Educativo.

La filosofía en la que se basa el Proyecto Educativo pasa, por un lado, por aprovechar la excelente infraestructura de la que se dispone con la idea de ofrecer todo tipo de actividades educativas relacionadas con el mundo de la ópera, la danza y otros espectáculos. En todos ellos, la producción y la puesta en escena es un elemento importante, tanto como lo pueda ser la música misma.

Por otra parte, y como aspectos concretos, el Gran Teatro del Liceo desea:

  • convertirse en un centro de referencia en toda la oferta educativa relacionada con el mundo de la ópera y de la danza,
  • potenciar la participación del alumnado en proyectos dirigidos exclusivamente a este colectivo, aportando así una experiencia enriquecedora para los participantes,
  • ofrecer apoyo al profesorado de música, ayudándoles a completar el trabajo que hacen en las aulas aportando el material adecuado,
  • contar con la colaboración de nuevos profesionales del mundo de la pedagogía musical,
  • abrirse al entorno más próximo, ofreciendo proyectos con las entidades del barrio,
  • establecer líneas de colaboración con las instituciones educativas de música, danza y teatro, proponiendo proyectos que impliquen a los estudiantes de grado superior,
  • acercar la ópera a las universidades de todo el mundo, con un programa específico que incluye la retransmisión de diferentes títulos,
  • impregnar de un sello propio, de calidad pedagógica, las diferentes producciones de espectáculos familiares y escolares,
  • ampliar la oferta de formación dirigiéndose a las familias, además del profesorado, de forma que se impliquen en la formación musical de su hijo/a y, también, a colectivos diversos como puede ser el formado por profesionales o por expertos de diversos ámbitos.
  • facilitar el acceso al Gran Teatre a colectivos con discapacidad i con necesidades especiales, diseñando proyectos específicos.

Para aplicar esta filosofía, el SERVICIO EDUCATIVO trabaja en torno a cuatro líneas principales:

  • La programación estable de espectáculos dirigidos a familias y a escuelas, con un nombre y un sello propio: El Petit Liceu.
  • Las Actividades Escolares, que se dirigen a los centros educativos.
  • La Formación, dirigida a familias, profesorado y estudiantes de grado superior.
  • Actividades universitarias, con el proyecto Òpera Oberta.