Premio a la puesta en escena de "La leyenda de la ciudad invisible de Kitege"

La puesta en escena de La leyenda de la ciudad invisible de Kitege, galardonada con el premio a la mejor producción del año

El jurado de los International Opera Awards 2013 ha considerado que la coproducción del Gran Teatre del Liceu, la Nederlandse Opera y la Scala de Milán de la ópera La leyenda de la ciudad invisible de Kitege es la mejor puesta en escena de ópera del año. La producción se estrenó en Amsterdam el año pasado y llegará al Liceu en abril de 2014. Dmitri Tcherniakov, director de escena de la producción, también ha sido galardonado con el premio al mejor director de escena. Los premios se dieron a conocer el pasado lunes  en un acto celebrado en el Hotel Hilton Park Lane de Londres y al que asistieron personalidades como Dame Janet Baker, Dame Anne Evans o el tenor Jonas Kaufmann, galardonado con el premio al mejor cantante masculino. La mejor cantante femenina ha sido Nina Stemme.

Otros galardonados han sido el director musical de la Royal Opera House, Antonio Pappano, el escenógrafo Anthony McDonald, la diseñadora de vestuario Buji Shiff, la diseñadora de iluminación Paule Constable, la orquesta del Metropolitan Opera House de Nova York, el coro de la Cape Town Opera, el Festival de Salzburg, la Opera de Frankfurt, la ópera Written on Skin de George Benjamin, Sir Peter Moores, Sir George Christie y las grabaciones  “Alessandro” de Haendel dirigida por George Petrou, las “Romantic Arias” de Christian Gerhaher y el DVD “Il trittico” de la Royal Opera House. 

Los International Opera Awards han sido organizados, en su primera edición, por Harry Hyman y el jurado ha sido presididido por el editor de la revista Opera, John Allison. Los miembros del jurado han sido David Gockley, director de la San Francisco Opera; Joan Matabosch, director artístico del Gran Teatre del Liceu; Peter Alward, director del Festival de Pascua de Salzburg; Guus Mostart, director de la Opera de Enschede; Nicholas Payne, director de Opera Europa; las sopranos Anne Evans y Katherine Harris; y los  críticos Hugh Canning (Sunday Times), Rupert Christiansen (Daily Telegraph) y Andrew Clements (The Guardian).