Subtítulos

El Liceu fue el primer teatro del país en tener subtitulación y en colaborar así a la democratización de la ópera. Fue el 7 de noviembre de 1988 y desde entonces ha trabajado día a día para conseguir la excelencia y el máximo alcance de destinatarios posible. Buena prueba es la respuesta del público, que en un 52% valora con un excelente el servicio de sobretitulación del Liceu, y un 29,7% con un notable, alcanzando una nota global de 8,3.

Este servicio se ofrece actualmente en catalán, castellano e inglés a través de las pantallas de TXT en las que el público puede leer el texto de las óperas y seguir más de cerca el argumento y la acción. Como novedad, este año el Liceu hará accesible el servicio de sobretitulación para todas las edades, introduciéndolo en las partes cantadas de un espectáculo de El Petit Liceu. Además, actualmente el Liceu trabaja para que los sobretítulos que se encuentran sobre el escenario también aparezcan en los tres idiomas.