Tornos de acceso

Siguiendo con la tendencia del teatro de superar las barreras arquitectónicas y facilitar la entrada de todos, se ha aumentado el ancho de todos los accesos (90 cm) para que puedan acceder también personas que se desplazan en silla de ruedas sin sufrir ningún tipo de discriminación. Además, se ha mejorado el servicio que permite que el propio espectador coloque dentro del lector de código de barras su entrada, carnet de abono o teléfono móvil.