Todas las noticias

El Liceu cierra la temporada 2019/20 convencido de regresar con más fuerza

  • Los graves efectos de la crisis han llevado a la Fundació a una desviación presupuestaria en cuanto a ingresos de 10,2 millones de euros que se está equilibrando gracias al esfuerzo colectivo de abonados, clientes, proveedores, mecenas, artistas y del personal del Teatre, así como al compromiso incondicional de las administraciones 
  • El espíritu de resiliencia inherente a la historia del Liceu y el esfuerzo titánico de su equipo ha permitido mantener viva la llama, ofrecer alternativas al cierre y generar esperanza para el retorno a la actividad 
  • Antes del cierre forzado, la celebración del vigésimo aniversario estaba alcanzando unas cifras récord, dejando grandes resultados como el 97% de ocupación de la ‘Turandot’ inaugural o el 98% de ‘Aida’ con los telones de Mestres Cabanes, con 15 ‘sold out’ entre ambas  
  • La ocupación de ópera de la temporada 2019/20 fue del 91% en el período entre septiembre y febrero, un 10% más que las cifras del mismo período en la temporada anterior
  • El Liceu no ha descansado durante el parón artístico, que ha servido para realizar numerosas tareas de revisión y mantenimiento antes de volver a la actividad, como por ejemplo la restauración del techo de la sala y sus elementos ornamentales  

  • El cierre temporal del Liceu tampoco impidió seguir ofreciendo ñopera a toda la ciudadn´ñia gracias a iniciativas como El Liceu en Casa, Momentos Liceu 20 o el video viral Hora de Vencer que animaba a la sociedad a iniciar el camino a la normalidad    
  • La colaboración con los principales festivales de Cataluña ha permitido retomar la actividad en vivo durante el mes de julio dentro de la programación del Liceu d’estiu 
  • La temporada de verano ha puesto a prueba el músculo de la Orquesta Sinfónica del Liceu, que ha protagonizado 8 conciertos en 6 festivales, todos ellos con programes distintos, a demás de actuaciones en colaboración con el F.C. Barcelona, el Hospital Clínic o entidades sociales del Raval 
  • Este año se cierra también la celebración del 20 aniversario, que se inició en diciembre de 2016 y que ha facilitado la adhesión de numerosas empresas que han querido dar su apoyo al proyecto artístico del Liceu 

Barcelona, 30 de julio de 2019. El Gran Teatre del Liceu concluye una temporada 2019/20 marcada per la celebración del 20 aniversario de la reapertura y por la crisis sanitaria que ha obligado al cierre temporal del Teatre. Una programación que venía llena de títulos emblemáticos, voces de primer nivel y producciones históricas del Liceu y que desafortunadamente se ha visto truncada cuando es encontraba en uno de los mejores momentos de los últimos años, con unas cifras de ocupación de óperas entre septiembre y febrero por encima del 90% (un 10% más que el mismo período del año anterior). La temporada que conmemoraba la capacidad de superación del Liceu después del fatídico incendio de 1994 ha acabado poniendo a prueba de nuevo el espíritu de resiliencia y de esfuerzo colectivo del Teatre y de su entorno, sin el que no habría sido posible superar esta nueva crisis. 

El estado de alarma decretado el 14 de marzo obligó al cierre de teatros de todo el estado y la suspensión de actividades colectivas que concentrasen más de 1.000 personas. Estas medidas excepcionales forzaron al Liceu a cancelar todas las actividades de la temporada 2019/20, generando una reducción en los ingresos previstos de 10,2 millones de euros, una previsión de ingresos de 38.915.570 euros respecto a los 49.173.406 del presupuesto inicial. Para paliar este desequilibrio, la dirección del Teatre tuvo que diseñar y ejecutar un plan de medidas de ahorro que afectaba a todas las partidas del presupuesto y que se ha conseguido gracias al compromiso de abonados, clientes, mecenas, proveedores, artistas y del personal del teatro, que ha estado al frente gestionando esta situación, así como al compromiso incondicional de las administraciones. Con el conjunto de medidas aplicadas y el apoyo de todo el entorno del Liceu se prevé no generar déficit esta temporada. Para garantizar la estabilidad financiera de la Fundación durante el período COVID y post-COVID se ha solicitado un préstamo ICO-Covid de 4,5 millones 

El apoyo de los abonados y de las empresas mecenas

El apoyo de las empresas, los benefactores y los abonados también ha sido clave para superar estos meses. A pesar de la crisis económica generada por la pandemia, se ha conseguido recaudar cerca de 350.000 euros por parte de los abonados a raíz de la donación realizada más allá de sus abonos y 6,1 millones por parte de las empresas, cifras que demuestran una vez más la confianza y el apoyo que cada año estos agentes depositan en la cultura y en el proyecto artístico del Liceu. 

Este año también cierra la celebración del 20 aniversario, que se inició en diciembre de 2016 y que gracias a los beneficios fiscales asociados ha permitido al Liceu gestionar durante estos tres años más de 20 millones de euros en aportaciones de mecenazgo. Las próximas temporadas el Liceo disfrutará de nuevo de un carácter fiscal ventajoso para su 175 aniversario y se espera que, a pesar de la situación actual de incertidumbre, los ingresos por mecenazgo se mantengan e incrementen. En este punto, se están trabajando fórmulas de acuerdo con el nuevo proyecto artístico y de Teatre que incrementen el compromiso y participación de la sociedad. Asimismo, se refuerza el Consejo de Mecenazgo como órgano de gobierno y su participación en la captación con la nueva presidencia de Luis Herrero. 

La temporada en cifras

Antes del cierre forzado del Liceu, los resultados que reflejaba la temporada del vigésimo aniversario hacían prever unas cifras de récord. Gracias al éxito de grandes títulos como el Turandot dirigido por Franc Aleu o Aida con los telones de Mestres Cabanes, que entre ambos sumaban 15 sold out, las cifras deocupación y espectadores superaba con creces el mismo periodo de la temporada anterior. Más de 173.000 espectadores asistieron a alguna de las funciones del Liceu entre septiembre de 2019 y febrero de 2020, un 34% más que los mismos meses de la temporada 2018/19 (129.000 espectadores). La ocupación también llevaba una ventaja de 10 puntos respecto al ejercicio anterior. No obstante, la parada artística derivada de la crisis sanitaria provocó un descenso que dejó los resultados finales en un 37% menos de espectadores, respecto a los 278.000 que vinieron al Teatre durante la temporada 2018/19. 

El Liceu en el confinamiento

A pesar de esta importante pérdida de espectadores, el Gran Teatre del Liceu no quiso perder el contacto con todos ellos e insistió en seguir ofreciendo ópera durante el confinamiento. La primera de las iniciativas para conseguirlo fue El Liceu en Casa, que abrió gratis un amplio contenido audiovisual con algunos de los éxitos de las últimas temporadas. Casi 140.000 veces se reprodujeron los 14 títulos de ópera habilitados en las plataformas My Opera Player, ARTE Concierto, TV3 a la carta o RTVE a la carta, y los 5 espectáculos de El Petit Liceu alojados en el canal de Youtube del Teatre. Durante los meses de parada el Liceu siguió acercando la ópera a las casas de todo el mundo con otras campañas como Momentos Liceu 20, donde miembros de la Orquesta y el Coro del Liceu, desde sus respectivos hogares, compartieron vídeos donde interpretaban algunos de los momentos más significativos de los últimos veinte años de historia del Liceu; o el vídeo viral que bajo el lema Hora de Vencer alentó a la ciudadanía a afrontar el desconfinamiento con esperanza e ilusión, y que actualmente va camino de las 800.000 reproducciones en Youtube. 

Liceu d’estiu  

Las medidas impuestas durante la nueva normalidad no han sido impedimento para que el Liceu y algunos de los festivales más importantes de Cataluña forjen alianzas para seguir ofreciendo música en vivo durante el verano. Gracias a la colaboración del Festival Cruïlla XXS, Castell de Peralada, Jardins de Pedralbes, Grec y el Auditori de Girona, el Liceu ha podido dar continuidad al diálogo con el público, pero también con la naturaleza y el arte. 

El Liceu d’estiu es un paso más en el camino para construir un proyecto artístico que, además de entretener, participar del juego y disfrutar, nos invite a pensar, dialogar con el entorno y crecer. Un centro de las artes y pensamiento donde el sujeto es la ópera y la música, pero donde también tienen cabida muchas otras disciplinas que alimentan esta reflexión, como es el caso de los artistas visuales Santi Moix, Eulalia Valldosera o Eugenio Ampudia, que con su Concierto para el bioceno dio la vuelta al mundo, apareciendo en medios como The New York Times, The guardian, la CNN o la BBC entre muchos otros.  

La temporada de verano ha puesto a prueba el músculo de la Orquesta Sinfónica del Liceu, que ha protagonizado 8 conciertos en 6 festivales, además de numerosas actuaciones en colaboración con entidades como el F.C. Barcelona, ​​en recuerdo de las víctimas de la Covid-19 desde el Camp Nou, el Hospital Clínic, con una actuación para el personal sanitario en la UCI o entidades sociales del Raval, con numerosos conciertos de pequeño formato en el Foyer del Teatro, todos ellos con programas diferentes.  

El Teatre se prepara para el regreso

El cierre temporal no ha hecho parar la actividad interna del Liceu, que ha aprovechado para poner en marcha numerosas tareas de mantenimiento y restauración que permitirán volver a la actividad en otoño en las mejores condiciones posibles. Una de las más necesarias era la restauración del techo de la Sala y sus elementos ornamentales. Las tareas de acondicionamiento han requerido el montaje de un andamio de 21 metros de longitud por 20 metros de ancho y 18 de altura que ocupa gran parte de la platea y que permitirá devolver el techo a su esplendor original. El cierre temporal del Teatro ha permitido también llevar a cabo otros proyectos y tareas de mantenimiento necesarias como la renovación de la climatización de la Sala, diferentes reparaciones del área de edificación y la reparación y modificación de sistemas de maquinaria escénica, entre muchas otros. 

El 20 aniversario

La temporada de aniversario del Gran Teatro del Liceu comenzaba con el mismo título que 20 años atrás había reabierto el Teatre después del incendio: Turandot de Puccini. Una nueva producción high tech dirigida por Franc Aleu y conducida por Josep Pons que servía para dar el pistoletazo de salida a una programación llena de títulos emblemáticos, voces de primer nivel y recuerdos de la historia del Liceu. El 97% de ocupación y la entusiasta respuesta del público hacia esta Turandot hacía presagiar una temporada llena de emociones. Y así fue, gracias a producciones como Doña Francisquita de Amadeu Vives, con la memorable actuación de Lucero de Tena, o la cinematográfica versión de Damiano Michieletto de Cavalleria Rusticana de Mascagni y Pagliacci de Leoncavallo, con las voces de Roberto Alagna y Aleksandra Kurzak. Posteriormente llegaba uno de los títulos más queridos por el público del Liceu, Aida de Verdi, que alcanzó el 98% de ocupación y permitió ver por última vez los históricos telones de Mestres Cabanes, que celebraban 75 años desde su primer estreno. La última ópera que pudo disfrutar el público presencialmente fue La clemenza di Tito dirigida por David McVicar. Una temporada operística que llevaba un camino espectacular, sacando una ventaja del 10% de ocupación en la temporada anterior en el mismo periodo (un 91% de ocupación en las óperas).

Las consecuencias del Covid-19  

Desafortunadamente, debido al cierre temporal del Liceu a raíz del estado de alarma el resto de la programación prevista quedó cancelada. No obstante, la mayoría de estos títulos han podido ser reprogramados en futuras temporadas, como es el caso de Carmen de Bizet con producción de Calixto Bieito y la nueva producción de ll Barbiere di Siviglia de Rossini con la Staatstheater am Gärtnerplatz (Munic) y el Théâtre du Capitole (Toulouse), que serán estrenadas a lo largo de las 4 próximas temporadas.

Víctor Garcia de Gomar, Josep Pons, Katharina Wagner, Evelyn Herlitzius i Klaus Florian Vogt, de l'equip de 'Lohengrin'.

Otro momento destacado de la temporada era la esperada producción de Lohengrin de Wagner con la puesta en escena de Katharina Wagner, que se canceló durante los ensayos y que también se podrá ver en un futuro próximo. El resto de reprogramaciones afectan al último concierto del 20 aniversario con la gran voz de  Juan Diego Flórez, previsto el 26 de maiyo y que se verá el 30 de octubre, así como el nuevo espectáculo de danza De Scheherazade a Yo Carmen de la bailaora Maria Pagés, que ya ha sido confirmatdo para la temporada 2021/22. 

María Pagés a 'De Sherezade a Yo, Carmen'.