Todas las noticias

El Liceu inicia el nuevo proyecto de prisiones con recitales en vivo

  • La iniciativa, impulsada conjuntamente con la Generalitat de Catalunya, se integra dentro del Proyecto Social del Teatre y cuenta con la colaboración de la Obra Social ”la Caixa”
  • Esta prueba piloto promueve la interacción y el acercamiento entre la lírica y los internos mediante el contacto con los artistas para generar experiencias vivenciales
  • El proyecto también incluye una serie de trabajos y talleres previos a las actuaciones con la participación activa de los reclusos

Jordi Nicolau, Pau Villòria, Salvador Alemany, Amand Calderó i Christina Scheppelmann.

Barcelona, 6 de junio de 2017. El Gran Teatre del Liceu y la Generalitat de Catalunya han presentado esta mañana el nuevo proyecto de prisiones con la colaboración de la Obra Social ”la Caixa”. Una primera prueba piloto que se integra dentro del Proyecto Social del Teatre y que pretende acercar la cultura a todos los sectores sociales y colectivos, especialmente a aquellos que tienen dificultades de acceso.

Esta iniciativa forma parte de las acciones del Teatre dirigidas a colectivos en riesgo de exclusión social y quiere dar respuesta a una de las misiones incluida dentro de los Estatutos de la Fundació del Gran Teatre del Liceu: “...promover y ejecutar todas aquellas iniciativas que reviertan en el fomento de la potenciación de la cultura y, más específicamente, de la operística...”

La prueba piloto consistirá en dos recitales en vivo en dos centros penitenciarios de Cataluña: Brians 2 y Quatre Camins. Dos conciertos de piano con dos solistas que incorporan como característica diferencial unos talleres realizados dentro de las prisiones y previos a las actuaciones que fomentarán la generación de ambientes integradores y vivenciales por parte de los internos. Una forma de tejer complicidades con los servicios penitenciarios y trabajar transversalmente, facilitando un acercamiento a la ópera y ayudando a generar entornos propicios a la rehabilitación e integración. Además, un refrigerio posterior al concierto permitirá establecer un contacto más directo entre los internos y los artistas con la voluntad de crear un puente más auténtico y real entre las dos partes. Un modelo de participación y relación que fomenta un aprendizaje social positivo y que les aporta una experiencia más vivencial y enriquecedora.

Jordi Nicolau, Pau Villòria, Salvador Alemany, Amand Calderó i Christina Scheppelmann.

El secretario general de Cultura, Pau Villòria, ha destacado el valor social de la cultura como elemento cohesionador y de ahí “la importancia de iniciativas como ésta, que son capaces de acercar, en este caso la ópera, a un colectivo temporalmente privado de libertad física, pero que culturalmente también queremos que sea libre, educado y culto”. Villòria ha añadido que iniciativas como el programa social del Liceu son “estratégicas para evitar la exclusión cultural” y ha agradecido también la colaboración del Departamento de Justicia y de la Fundación Obra Social la Caixa por su implicación en este proyecto.

Salvador Alemany, presidente de la Fundació del Gran Teatre del Liceu, ha querido agradecer la disposición de las administraciones al hacer posible este proyecto, un proyecto clave porque “el Liceu debe salir de su perímetro, de su entorno, para alejarse del tópico elitista que acostumbra a tener la ópera”. Alemany ha destacado también que “con esta nueva iniciativa nos queremos diferenciar de proyectos anteriores y seguir abriendo el Liceu potenciando el acercamiento. Un acercamiento a la música, a la ópera, a los artistas, a las emociones y al propio Liceu, por eso traemos la lírica a las prisiones con recitales en directo, para que los internos puedan escuchar de primera mano este lenguaje universal”. El presidente añadía que, además, “conjuntamente hemos creado una serie de actividades previas y posteriores a los recitales donde pueden aprender y escuchar la música conversando con los propios artistas como medida de integración y de experiencia vivencial.
Por su parte, el director territorial de CaixaBank en Barcelona, Jordi Nicolau, ha destacado el fuerte compromiso social de la entidad financiera a través de su Obra Social, “que contribuye a construir una sociedad mejor y más justa ofreciendo más oportunidades a las personas que más lo necesitan”.

Los programas artísticos han sido escogidos en base a arias, romanzas y canciones de forma que se pueda representar un amplio abanico de género lírico, a través de temas muy conocidos del repertorio que los internos puedan reconocer y trabajar previamente. La selección también ha venido marcada por la vocalidad de los intérpretes y por su belleza musical o sentimental, de forma que los cantantes y el pianista puedan hacer de estos recitales un momento más cercano.

Jordi Nicolau, Pau Villòria, Salvador Alemany, Amand Calderó i Christina Scheppelmann.

Es la primera vez que el Gran Teatre del Liceu organiza un proyecto presencial en las prisiones de Cataluña, pero no ha sido su primera iniciativa. Entre el año 2005 y 2008, el Teatre promovió la difusión operística en los centros penitenciarios a través de pantallas y así abrir una puerta no sólo al Liceu de Tots, sino a este arte total que es la ópera. L’elisir d’amore (22 de mayo de 2005, Brians 2),  Madama Butterfly (25 de junio de 2006, Quatre Camins), y La Cenerentola (21 de enero de 2008, Brians 2) son las óperas que se retransmitieron vía satélite y en falso directo a más de 1.000 reclusos.

Brians 2. De Carmen La tempranica

El 8 de junio a las 11h tendrá lugar la primera experiencia del proyecto, con el recital que el Liceu ofrecerá en Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires, en un auditorio preparado para 260 personas. Un concierto protagonizado por el pianista Rodrigo de Vera y las solistas Rocío Martínez (soprano) y Marisa Martins (mezzosoprano) que han seleccionado algunos de los roles femeninos con más personalidad de la lírica internacional, como Carmen de Bizet o las protagonistas de Così fan tutte o del Barbero de Sevilla de Giménez y Nieto.

El recital irá precedido por una serie de talleres coordinados con la educadora social especializada en música del centro. Durante los días previos a la actuación, los internos trabajarán sobre el contenido y material aportado por el Teatre, su historia, la ópera, los compositores, los intérpretes... así como trabajos realizados en la escuela del centro y en el taller de plástica relacionados con la logística y preparativos del recital.

Programa artístico

“Vals”, de Roméo et Juliette (Gounod)
“Habanera”, de Carmen (Bizet)
“Prenderò quel brunettino”, de Così fan tutte (Mozart)
“Me llaman la primorosa”, de El barbero de Sevilla (Giménez y Nieto)
“La tarántula”, de La tempranica (Giménez)
“Abril” (Toldrà)
“El tra la la y el punteado” (Granados)
“Dúo de las flores”, de Lakmé (Delibes)

Quatre Camins. De Elisir al Barbiere

El 22 de junio a las 11h se celebrará el recital en Quatre Camins, en La Roca del Vallès, en un auditorio también preparado para 260 personas. Un concierto con Rodrigo de Vera al piano y los solistas David Alegret (tenor) y Carlos Daza (barítono), en este caso dúos, arias y romanzas en las cuales el amor y la amistad son los dos grandes temas protagonistas.

Siguiendo con el formato del nuevo proyecto, este recital también irá acompañado de talleres organizados por los educadores del centro. Unos trabajos, en este caso, relacionados con la difusión y divulgación del concierto que se integrarán dentro de la radio interna del centro (Ràdio Aktiva), la revista (Cinquè Camí) y en la elaboración de programas de mano y cartelera. Todo ello, unas iniciativas que tienen la intención de facilitar a los internos llegar con un trabajo de contextualización previo que les permita disfrutar más intensamente de la actividad y el recital, fomentando su participación en el proceso.

Programa artístico

“Non più andrai”, de Le nozze di Figaro (Mozart)
“Il mio tesoro”, de Don Giovanni (Mozart)
“Venti scudi”, de L’elisir d’amore (Donizetti)
“Junto al puente de la peña”, de La canción del olvido (Serrano)
“Bella enamorada”, de El último romántico (Soutullo i Vert)
“Festeig” (Toldrà)
“Cançó de Comiat” (Toldrà)
“All’idea di quel metallo”, de Il barbiere di Siviglia (Rossini)