Todas las noticias

El Liceu presenta su Proyecto Social

Barcelona, 12 de enerode 2017. El Gran Teatre del Liceu presenta su Proyecto Social, uno de los 3 vectores directores del Plan Estratégico y de Viabilidad 2014-2017, junto con los de calidad artística y sostenibilidad económica. Un proyecto que quiere dar respuesta a la misión del Teatro de “...promover y ejecutar todas aquellas iniciativas que reviertan en el fomento y potenciación de la cultura y más específicamente, de la operística...”.

“El Liceo o es social o no será” es uno de los principios fundamentales de este proyecto que ha revisado y reorganizado muchas de las actividades que el teatro ya hacía y ha incluido muchas de las cuales se han desarrollado en los últimos años o están a punto de ser implementadas. El momento elegido para presentar esta nueva estructuración responde a la confirmación de los resultados esperados y al aval de los usuarios que califican al Liceu como un equipamiento mucho más social del que era hace tres años.

El reconocimiento que por parte de los usuarios de Apropa Cultura se otorgó al Liceo en la celebración de su 10 aniversario es un motivo más de celebración, así como la acogida del Teatre a iniciativas sociales y de inclusión para colectivos específicos o de públicos con rentas más bajas, como expresa un reciente análisis de datos sobre equipamientos en el que se visualiza un incremento del 28% en la afluencia de diferentes barrios de Barcelona de renta menor al Liceu en el periodo 2014-2015.

Enfocado desde un plan social inclusivo, desarrollando la accesibilidad, la diversidad y la excelencia, el Proyecto Social se ha estructurado de forma transversal, involucrando todos los departamentos del Teatro y resumido en 10 grandes áreas con el objetivo de “devolver a la sociedad, aquello que la sociedad le da”. Una iniciativa ejemplar que no sólo ha hecho del Liceu un teatro accesible para todo el mundo, sino que hace que sea un referente a nivel mundial en iniciativas medioambientales y con un proyecto de tan gran alcance como el Liceu a la Fresca, con la difusión de una ópera a más de 100.000 personas de forma simultánea. El Proyecto Territorio también ha permitido que 1.280  personas viajen de toda Cataluña para pisar por primera vez el Liceu con entradas a un precio reducido.

Las 10 áreas

Las 10 áreas en las que se estructura el Proyecto Social comenzaron a gestarse hace más de diez años con uno de los vectores fundamentales del proyecto, la accesibilidad, que trabaja día tras día para que los espacios públicos del Liceu puedan ser utilizados por todo el mundo con iniciativas como el servicio de audiodescripción (354 usuarios en la temporada 15/16), la instalación del bucle magnético, resúmenes argumentales de las óperas siguiendo criterios de lectura fácil, formación a los trabajadores en accesibilidad, servicio de subtitulación (valorado en un 8,3 por los usuarios), servicios adaptados para personas con discapacidad.

Por segundo año consecutivo el Liceu colabora con el programa Apropa Cultura, que facilita el acceso a la cultura a colectivos vulnerables. Este año el Teatro ha incrementado considerablemente la oferta cultural con 1.000 plazas/butacas más que la temporada 2014/15, ofreciendo casi el 2% de localidades de buena ubicación (Platea y/o Anfiteatro) y de fácil acceso. Un total de 3.900 entradas para ver 14 óperas, 3 espectáculos de danza, 9 conciertos, todos los espectáculos familiares y escolares del Petit Liceu, las actividades Entra dins el Liceu i L’Òpera una emoció.

Una de las áreas más novedosas y con más crecimiento del proyecto es Liceu en el Territorio, que desde 2015 potencia la asistencia de nuevos públicos en el Teatro mediante iniciativas en el territorio, como conferencias divulgativas además de 30 poblaciones que han facilitado la asistencia de 1.820 personas al Liceu o Liceu a la Fresca, que en 2016 permitió que 42.000 personas disfrutaran de más de 120 localidades en Cataluña de La bohème de forma gratuita.

La difusión musical y artística es uno de los objetivos principales del Teatro a la hora de democratizar y popularizar la ópera. Por este motivo el Coro y la Orquesta del Gran Teatre del Liceu a menudo salen de las paredes del Teatro para ofrecer propuestas artístico-musicales a precios populares o gratuitos como los conciertos de La Mercè, los conciertos en el territorio o los conciertos de barrio.
El Gran Teatre del Liceu emprende varias iniciativas de concienciación hacia colectivos en riesgo de exclusión o en posición de desigualdad social o laboral. En este sentido, el Liceu dispone de un 7% del personal de sala destinado a personas con discapacidad intelectual, así como jornadas y funciones especiales como la Open Day para niños y niñas con Trastorno del Espectro Autista.

El Liceu se ha convertido en teatro pionero hacia la sostenibilidad ambiental gracias a más de diez años trabajando con el máximo respeto por el medio ambiente y la eficiencia energética. Varias distinciones han avalado el sistema de Gestión Ambiental y Energético que tiene implantado: en 2004 se convertía en el primer teatro de ópera europeo al obtener el certificado del Sistema de Gestión Ambiental conforme a la norma ISO-14.001; poco después era el primer teatro de ópera del mundo y por ahora el único al recibir el certificado EMAS (Ecomanagement and Audit Scheme); y en 2013 se convertía en el primer teatro de ópera de Europa al lograr el certificado ISO 50.001 del Sistema de Gestión Energética.

Uno de los objetivos que el Liceu se marcó con el inicio del Plan Estratégico y de Viabilidad de 2014 fue el de popularizar la ópera, tratando de hacerla accesible a todo el mundo. La intención desde entonces ha sido llegar a ser un ascensor social que permita aumentar el consumo de cultura en nuestro entorno. Una parte importante de este entorno es el de proximidad, el de barrio. Por este motivo el Liceu trabaja para defender, promover y contribuir en las actividades y los intereses sociales, culturales, educativos, de formación, e inserción de La Rambla, del barrio del Raval y de Ciutat Vella. Una tarea que impulsa con la colaboración de numerosas asociaciones y colectivos muy arraigados al distrito.

El Liceu trabaja para hacer crecer el área pedagógica y educativa, que se encuentra en permanente evolución y que desde la temporada 1999-2000 ha facilitado que más de 1.227.844 espectadores asistieran a los espectáculos del Petit Liceu (811.368 escolares y 416.476 de público familiar) con un total de 1.572 funciones. Además, el Liceu pone en marcha numerosos proyectos como Ópera en Secundaria, formación para profesorado y estudiantes de grado superior, becas, visitas, colaboraciones con escuelas de diseño...

El Liceu sigue trabajando con el afán de sumar nuevos públicos y llegar a las nuevas generaciones, dejando atrás la visión elitista que se tenía del Teatro y, en palabras del director general Roger Guasch, “llegar a ser una casa de concordia en la cual entendemos la ópera como lo que es, un espectáculo total”. En esta línea acoge varios festivales que invitan a descubrir nuevos talentos de la música contemporánea, como el ciclo Músicas Sensibles, el Suite Festival o la programación del nuevo proyecto artístico del Liceu, Foyer XXI, que verá la luz a partir del mes de febrero de 2017.

El Liceu ha querido fomentar en los últimos años una política de precios adaptada a la realidad social actual, ofreciendo un amplísimo abanico de precios más accesibles dirigidos a jóvenes (Carné Joven, Escena 25, Menores de 35 años...), estudiantes (Cuaderno Cultura, Estudiantes menores de 29 años), escuelas (Petit Liceu escolar), parados, familias (tarifa única, monoparentales, numerosas), gente mayor, personas con discapacidad, así como abonos populares de iniciación a la ópera.

Esta estructura evidencia que el proyecto social del Liceu es una realidad transversal que afecta “toca” a un amplio abanico de departamentos puesto que afecta a diferentes ámbitos de la gestión del Teatro, hecho que denota que el proyecto forma parte cada vez más del ADN del Liceu.

Las cifras del proyecto social

La valoración del proyecto social la temporada 2015/16 asciende a unos 1,8 millones de euros contando con la inversión de 1,3 millones de euros en la subvención del precio de entradas para políticas sociales que han ascendido a 90.000 la temporada pasada, y la inversión de 500.000€ en términos de accesibilidad e infraestructuras para acercar la ópera al país, cifra que prevé incrementarse un 20% esta temporada. Este último dato económico se destina, entre otros, a la adecuación de infraestructuras del Teatro para hacer un Liceu más accesible; las pantallas del Liceu a la Fresca en Barcelona, que este año, por primera vez se instaló en el barrio del Raval con éxito absoluto de asistencia; y a la cesión de salas y asunción de determinados costes para poder hacer actas donde el Liceu interviene como colaborador, por ejemplo la cena que hace Casal dels infants del Raval.


Nuevo proyecto: las prisiones

El Liceu se plantea nuevos retos de futuro para un proyecto social en evolución debido a las necesidades cambiantes de la sociedad. Para las siguientes temporadas, por ejemplo, desde el departamento artístico, liderado por Christina Scheppelmann, se estudia la viabilidad de reformular el proyecto de las prisiones para tener presencia de forma continuada ampliando la propuesta a los 14 centros penitenciarios de toda Cataluña. La iniciativa, en fase de estudio, tendría una inversión prevista de unos 75.000€.