Todas las noticias

El paraíso, leitmotiv de la programación de la temporada 21/22

Barcelona, 12 de mayo de 2021. El Gran Teatre del Liceu se adentra con entusiasmo en el viaje de su 175.º aniversario para llevarnos al paraíso de la ópera y el arte. En el contexto que estamos viviendo, la cultura se ha convertido en un refugio, un paraíso donde evadirnos, y el Teatre emprende una temporada 2021/22 con una programación que invita a buscar el ideal por un universo sonoro, visual y estético.

(© Sergi Panizo)

El ecosistema de actividades artísticas de este año se agrupa alrededor de este concepto anhelado. Un camino transformador para las personas a través del paraíso que quiere profundizar sobre la condición humana y sus preocupaciones, y que condensa una serie de personajes que desean un destino mejor. Los protagonistas que se apoderan del Liceu sueñan con su propio paraíso: desde Ariadna (Ariadne auf Naxos) y Pelléas y Mélisande que buscan el amor verdadero, pasando por Wozzeck que encuentra la serenidad con Marie, hasta Rigoletto, que define su edén junto a su hija Gilda. También el ideal de un mundo sin guerras, encarnado en el War Requiem de Britten o Norma, que encuentra su cielo en la fe y el amor de Pollione. En la trilogía Mozart-Da Ponte, el juego de la seducción y el dolor acaba desembocando en la investigación del perdón y la reconciliación.
 
Títulos que prometen grandes noches, y que se verán amplificadas por una serie de voces del paraíso, que nos guiarán para comprender las emociones más recónditas y conocer lugares donde quedarnos. En esta propuesta, con vocación de hacer del Liceu un Centro de las Artes y del Pensamiento, destacan William Kentridge (artista visual, que dirigirá la puesta escena de Wozzeck), Antonio López (pintor y escultor que desarrollará su primer trabajo escénico en La Modelo tomando como base el Winterreise de Schubert), Anne Carson (poeta y escritora), Ramon Andrés (ensayista y pensador), Jordi Bernadó (fotógrafo) y Cristina de Middel (fotógrafa).

El paraíso de voces, directores y batutas

El Liceu seguirá siendo el templo de la lírica e invita a los nombres más aclamados de la escena operística actual, entre los que destacan: Anna Netrebko, Javier Camarena, Piotr Beczała, Matthias Goerne, Iréne Theorin, Christopher Maltman, Benjamin Bernheim, Yusif Eyvazov, Sonya Yoncheva, entre otros. El Teatre también reserva un lugar destacado para debuts de grandes voces del país y de este modo encontramos en los roles principales durante la temporada: Sara Blanch y Elena Sancho Pereg (dos Zerbinetta en Ariadne auf Naxos), Marta Mathéu (Norma), Núria Rial (en el personaje de Pamina en La flauta mágica), Airam Hernández (Pollione en Norma) o Xavier Sabata (en Pierrot Lunaire).

La temporada 2021/2022 también recibirá a algunos de los directores de escena más aclamados como Katie Mitchell, Àlex Ollé, Monique Wagemakers, Gilbert Deflo, Ivan Alexandre o Simon McBurney, y las batutas más internacionales, entre las que encontramos a Josep Pons, Gustavo Dudamel, Marc Minkowski, William Christie, René Jacobs, Jordi Savall, Rinaldo Alessandrini, entre otros.

Este gran firmamento de artistas (y muchos más) se encontrarán en la temporada del 175.º aniversario de la inauguración del Teatre, una temporada única donde el Liceu se prepara para ofrecer momentos únicos y relevantes en su programación. La vigilia de la celebración, el 3 de abril de 2022, se ha ideado específicamente para la ocasión un concierto extraordinario de los 175 años de la mano de Anna Netrebko, donde encarnará a tres divas de la ópera: Musetta, Turandot y Lady Macbeth con un concierto en el que se podrán ver tres actos íntegros de La bohème, Turandot y Macbeth. Sin duda un tour de force para la soprano y Joseph Calleja que la acompañará en este reto lírico. Por otro lado, otro de los proyectos destacados y representativos de este nuevo rumbo del Teatre, es el hermanamiento con la Opéra National de Paris con una iniciativa de intercambio de Orquestas donde su director musical, Gustavo Dudamel, dirigirá en el Liceu la sinfonía fantástica de Berlioz con su orquesta y, posteriormente, Josep Pons dirigirá La Orquesta Sinfónica del Liceu en París con El castillo de Barbazul de Bartók con Sir Bryn Terfel. Sin lugar a dudas, dos proyectos que marcarán la diferencia.

El primer paraíso que el público del Liceu podrá pisar es la ópera Ariadne auf Naxos de Strauss, que inaugurará la temporada con una nueva coproducción del Liceu con el Théâtre des Champs-Élysées, Théâtres de la Ville de Luxembourg, Finnish National Opera & Ballet y Royal Danish Oper. Un reparto de lujo dirigido por Josep Pons: Iréne Theorin, Nikolai Schukoff, Samantha Hankey, Sara Blanch y Elena Sancho Pereg, entre otros, bajo la visión escénica de Katie Mitchell, que regresa al Teatre después del éxito de Lessons in Love and Violence.

Wozzeck (© Salzburger Festspiele / Ruth Walz)

En el trayecto hasta llegar al paraíso, la música y las artes se dan la mano. War Requiem y Wozzeck son dos de las grandes producciones operísticas de la temporada, dirigidas por Josep Pons y protagonizadas por Matthias Goerne, que contarán con la participación de otras disciplinas. Así, el Liceu presenta la obra de Benjamin Britten una propuesta escénica firmada por el fotógrafo y artista visual Wolfgang Tillmans. Con su trabajo amplifica el mensaje de acabar con todas las guerras y abre una fascinante ventana donde las atrocidades del hombre culminan en un mundo ocupado por el reino vegetal. La puesta en escena de Wozzeck lleva el sello del artista plástico sudafricano William Kentridge. La producción, proveniente del Festival de Salzburgo, es un ejemplo de obra de arte total, elaborada y sublime, llena de los códigos propios de Kentridge: proyecciones, dibujos al carboncillo, crítica desde el absurdo, escenarios centrados en Johannesburgo... todo para subrayar la deshumanización creciente que asola la existencia de Wozzeck.

Resiguiendo este hilo de puestas en escena paradisíacas, nos topamos con Pelléas et Mélisande, basada en el drama simbolista de Maeterlinck. Àlex Ollé, el artista residente del Gran Teatre del Liceu durante 4 años consecutivos, profundiza en el lenguaje de los sueños, teniendo en cuenta a Freud y el surrealismo, y con una estética próxima a creadores actuales como por ejemplo Lars von Trier o David Lynch. Su propuesta está concebida como una acumulación de preguntas y respuestas imposibles. El maestro Josep Pons será el encargado de descifrar la onírica partitura de Debussy, donde los personajes vagan silenciosos, ausentes y pasivos. Mélisande (Julie Fuchs), personaje enigmático de extraña belleza —que se encuentra en el bosque con el nieto del rey, Golaud (Simon Keenlyside), y con quien se casa—, tiene una apasionada historia de amor con el joven hermano de Golaud, Pelléas (Stanislas de Barbeyrac). Esta relación paralela llevará a la muerte de los dos amantes.

Josep Pons (© Sergi Panizo)

Uno de los proyectos distintivos de la temporada del 175.º aniversario es el hermanamiento del Liceu con la Opéra de Paris, que generará un intercambio de las orquestas con los maestros. La unión de ambos templos de la lírica, un paraíso musical por descubrir. Después de dirigir Otello en el Liceu, en su primera propuesta escénica en España, Gustavo Dudamel vuelve a visitar el Gran Teatre del Liceu, esta vez como maestro titular de una de las casas de ópera referentes en Europa. El director venezolano llegará con su orquesta como un huracán de energía y vitalidad para desgranar los secretos de compositores como Mozart, Ravel y Berlioz. La Orquesta Sinfónica del Liceu con Josep Pons al frente viajan a la Ciudad de las Luces con una pieza extraordinaria: El castillo de Barbazul de Bartók.

Además, Dudamel se apodera una segunda vez del foso del Teatre durante la temporada para debutar la partitura de La flauta mágica de Mozart con la producción de Simon McBurney. Un reparto único que incluye a Javier Camarena (que por primera vez cantará el rol de Tamino), Lucy Crowe interpretando a Pamina y Thomas Oliemans como Papageno. Cuento infantil para algunos, profunda meditación sobre la vida y la muerte para otros, la última ópera mozartiana es una obra referencial, pero también el espacio donde el compositor expresó sus profundas creencias espirituales. Una historia donde se esconde un paraíso profanado de sabiduría, conocimiento y constancia de unos valores universales. McBurney recrea esta fábula integrante, junto a los cantantes, un conjunto de actores que evocan un mundo onírico lleno de misterio.

Siguiendo esta constelación mágica llegamos a uno de los títulos estrella de la temporada: la representación escenificada de la Trilogía Mozart-Da Ponte dirigida musicalmente por Marc Minkowski: Le nozze di Figaro, Don Giovanni y Così fan tutte se verán alternadas con la dirección de escena de Ivan Alexandre. Cada una de estas obras maestras tiene una entidad autónoma en sí misma, pero constituyen una suite coherente con una serie de elementos comunes: el respecto al principio de las unidades del teatro clásico (lugar, tiempo y acción), las analogías y ecos entre los personajes (Condesa-Donna Elvira / Don Giovanni-Conde...) y la reflexión constante del paraíso del perdón. El enfoque sucesivo, como si de un festival se tratara, rebela una tensión especial y, así, el público está invitado a zambullirse en la vida tumultuosa de esta galería de protagonistas con las voces de Lea Desandre, Robert Gleadow, Alexandre Duhamel, Angela Brower, Megan Marino, Anna-Maria Labin, entre otros..

Rigoletto (© Antoni Bofill)

El paraíso también se encuentra en la originalidad y el azar. El Gran Teatre del Liceu recupera una de sus producciones: Pikovaya dama (La dama de picas) de Chaikovski con un repertorio exquisito que recae en la soprano Sondra Radvanovsky (Lisa) y Yusif Eyvazov (Hermann) en los roles principales. El encargado de hacer brillar las cartas musicales será el maestro Dmitry Jurowski, que se pone al frente de la Orquesta y el Coro del Liceu y el Coro Infantil Veus – Amics de la Unió de Granollers. La propuesta escénica fantasmagórica de Gilbert Deflo describe la tragedia del héroe romántico, un protagonista muy complejo obsesionado por la pasión por el juego, que lo lleva al desamor, al crimen y a la muerte. Otra de las producciones que lleva el sello del Liceu, conjuntamente con el Teatro Real de Madrid, es Rigoletto, la famosa obra verdiana basada en la obra teatral Le Roi s’amuse de Víctor Hugo. La exuberante producción de Monique Wagemakers, con el precioso vestuario rojo de Venecia de la oscarizada Sandy Powell, acentúa el maltrato, la búsqueda de identidad y el abuso de poder sobre los impotentes: el Duque de Mantua sobre Rigoletto y este último sobre su propia hija Gilda. Entre los personajes también se encuentra el bellísimo personaje del jorobado de dos caras que tiene la protección familiar y la paz del hogar como paraíso. Un triángulo de contradicciones y antagonismos para la construcción de una partitura extraordinaria.

'Norma' (© ROH / Bill Cooper)

Siguiendo este hilo de dualismos también encontramos a Norma, protagonista de la obra de Bellini, que llega al Teatre con dirección de escena de Àlex Ollé y dirigida musicalmente por Domingo Hindoyan. Norma (Marina Rebeka, Sonya Yoncheva y Marta Mathéu), en pleno debate entre su voluntad o la libertad de su pueblo, está completamente atrapada por las referencias colectivas (las reglas sociales y el peso de los símbolos antiguos) y busca cuál es su paraíso: la fe o el amor a Pollione. Sin escapatoria y convirtiéndose en una auténtica heroína, acepta su culpa y está dispuesta a morir. Un sacrificio purificador y un argumento que ofrece uno de los roles más difíciles y emblemáticos de la historia de la ópera. La extraordinaria producción firmada por Ollé para la Royal Opera House de Londres sitúa la obra en el contexto de una cruel guerra civil. Explorando el conflicto entre los deseos individuales y los de la comunidad, el director identifica la religión como fuerza de unidad, pero también de destrucción.

Àlex Ollé (© Sergi Panizo)

Àlex Ollé también será el encargado de pilotar escénicamente el proyecto (Óh!)pera, una colaboración del Liceu con la Concejalía de Turismo e Industrias Creativas del Ayuntamiento de Barcelona, el Diseño Hub Barcelona y las escuelas de diseño de la ciudad para fomentar el aprendizaje a través de la práctica. Una serie de equipos jóvenes seleccionados con la complicidad de las escuelas de diseño de Barcelona habrán trabajado durante más de un año para diseñar óperas de gran energía, de unos 30 minutos de duración que hablan de sujetos actuales. Los compositores Núria Giménez-Comas, Marc Migó, José Río-Pareja y Fabià Santcovsky nos invitan a dar un paseo por las entrañas del Teatre, donde el espectador entrará en contacto con las historias de voces atrapadas en sus traumas, los secretos inconfesables o los sueños imposibles. Una primera oportunidad en el Liceu para los creadores del futuro. El paraíso del descubrimiento del talento.

Óperas en versión concierto, paraíso mitológico

Mito y ópera son dos términos que han bebido recíprocamente el uno del otro como fuente de inspiración de temáticas y personajes. A pesar de que la ópera ha empleado a lo largo de la historia los mitos para reflexionar sobre varios aspectos de la existencia humana, el mismo género también ha sido turbina de nuevas leyendas.

La programación de óperas en versión concierto de esta temporada viaja al paraíso mitológico, donde destaca la llegada del director de orquesta René Jacobs, que debutará en el Liceu con Orpheus (v.c.) de Telemann, obra que se podrá escuchar por primera vez en el Teatre, y con la cual se inicia un proyecto a tres años con el director entorno al mito de Orfeo. De este modo, viajaremos durante tres temporadas a través de este mito con la música de Telemann, Gluck y Monteverdi. René Jacobs, en versión semi-escenificada, subrayará el componente dramático y los juegos psicológicos más refinados de estas músicas, desvelando los secretos de esta obra que representa una síntesis de estilos y escuelas compositivas.

Se estrena también en el Liceu Partenope (v.c) de Händel con William Christie y Les Arts Florissants, ganadores del 2021 Le Jardin du Voix Les Arts Florissants. La historia explica las vicisitudes y los debates internos de la reina Partenope, fundadora de Nápoles, en la aventura de buscar el paraíso del amor de entre tres pretendientes rivales (Arsace, Amilio y Armindo). Intrigas, estrategia e identidades erróneas revelan verdades profundas sobre el amor y la guerra. Esta comedia barroca de Händel (con estructura de opera seria) fue estrenada en el King’s Theatre con un éxito notable.

Danza, el paraíso del movimiento

En el 175.º aniversario, el Liceu ha seguido apostando por la danza. En honor a la tradición y a la historia del Teatre se programan 5 espectáculos del género: 4 en la sala y 1 en pequeño formato en el Foyer. Este hecho refuerza la tendencia del Teatre de estos últimos años a dar más presencia al género y a buscar fórmulas donde la danza pueda estar integrada en formatos más reducidos, como es el caso de la nueva producción de La Noche de San Juan de Robert Gerhard. Además, el Liceu lanza un nuevo abono de danza con un 30% de descuento sobre los 4 espectáculos de sala, con el objetivo de fidelizar el público y de garantizar, también, su accesibilidad.

'Winterreise / Ballet Preljocaj' (© Jean-Claude Carbonne)

Del total de los 5 títulos, Giselle del English National Ballet era uno de los espectáculos más esperados de la temporada 19/20 que se vio afectado por las cancelaciones de la pandemia el pasado abril y que se reprograma el próximo mayo del 2022. Esta Giselle tan esperada cuenta con la coreografía de Akram Khan sobre una partitura de Vincenzo Lamagna que recalca la partitura original de Adolphe Adam. Khan nos propone una relectura del clásico con una mirada al lado oscuro y siniestro de la historia de los espíritus de las doncellas muertas. Aclamado y premiado como uno de los mejores espectáculos coreográficos europeos, el montaje cuenta con decorados y vestuario de Tim Yip, colaborador del cineasta Ang Lee. El resultado: una obra de rituales y ciclos impregnada de la memoria del gesto y la violencia de la desigualdad, así como de la resiliencia, la capacidad y los deseos del cuerpo humano. El anhelo de un paraíso de seguridad y oportunidades para todos los seres humanos.

'De Scheherazade a Yo, Carmen' (© David Ruano)

Otro espectáculo afectado por las cancelaciones de la pasada temporada fue la coproducción del Liceu con Abu Dhabi Festival, De Scheherazade a yo, Carmen con la bailaora María Pagés y El Arbi El Harti, un espectáculo que promete ser uno de los mejores en flamenco contemporáneo. El espectáculo propone un nuevo acercamiento a dos mujeres libres: por un lado, la cigarrera gitana popularizada por Georges Bizet a partir de la novela de Mérimée y, por otro, la narradora de Las mil y una noches del sultán persa Shahriar, que quiere continuar estando viva y lo mantiene despierto toda la noche para proseguir el relato y salvarse. María Pagés quiere transcender el cliché romántico y desnudar el mito para leer ambos personajes centrales como dos mujeres que andan sin miedos, inteligentes, orgullosas de sus identidades sexuales y desnudadas de convencionalismos y folclorismos.

Otra nueva producción de danza del Liceu es La Noche de San Juan (Soirées de Barcelone) de Robert Gerhard, la segunda composición para ballet del compositor de Valls, pensada para los Ballets de Montecarlo, pero que no llegó a estrenarse nunca, y de la cual el coreógrafo Antonio Ruz ha hecho su lectura en este nuevo espectáculo. Esta coproducción con la Fundación Juan March, se basa en la noche mágica de la verbena de San Juan, una danza de antorchas que engendra el erotismo de las parejas, que se unen íntimamente y concluye con la celebración de un enlace al amanecer.

Antonio Ruz.

Regresa la compañía Preljocaj, que debutó en el Liceu en 2017 con La Stravaganza y Spectal evidence, y que en noviembre de 2021 presentarán su Winterreise. Angelin Preljocaj, coreógrafo y alma de la compañía, hace regularmente de la música el pilar central de sus trabajos, y en esta ocasión el punto de partida es una partitura de Franz Schubert: el Viaje de invierno (Winterreise): una obra maestra para voz y piano que integra 24 canciones compuestas a partir de los poemas de Wilhelm Müller en 1824. Doce bailarines expresan en este mágico espectáculo las diversas facetas de la personalidad y los estados de ánimo de este personaje del Viaje de invierno, al límite del mundo. Un paraíso que nos remonta a la muerte, el reposo eterno y desaparecer.

La vertiente más clásica de la danza la aporta El cascanueces con el Ballet del Théâtre du Capitole de Toulouse, con la versión de Kader Belarbi, una obra que nace con la vocación de aventurarse en un paraíso onírico y maravilloso. Belarbi deja vía libre a su imaginación para dar un impulso de vitalidad a la versión tradicional. conservando la magia de la historia navideña y retratando el paraíso de los niños y sus sueños, su propuesta está inspirada en los films de Méliès.

El paraíso estelar de conciertos y recitales

El 3 de abril de 2022, víspera del 175.º aniversario del Teatre, el Liceu programa una noche sin precedentes: Netrebko y Calleja protagonizarán tres actos íntegros representados: La bohème, Turandot y Macbeth para celebrar la efeméride. Un triple reto y un trío de heroínas muy contrastadas que permitirán a Anna Netrebko revisar desde la astuta Musetta, predestinada a conquistar lo que quiere, hasta la gélida y enigmática Turandot, pasando por la manipuladora y obsesiva Lady Macbeth, entre otros. Anna Netrebko se apoderará del escenario para hacer una auténtica declaración sobre la magnitud de su arte y su carrera, desde la ternura lírica y la elegancia del fraseo hasta el fervor expresivo. Una noche hecha a medida de Anna Netrebko, pero, a la vez, un regalo para el público liceísta en estos 175 años de existencia. Una noche en el paraíso que que darà para la historia.

Anna Netrebko (© Paco Amate)

El público del Liceu también podrá disfrutar de otra de las grandes divas de nuestro tiempo, la aclamada Sonya Yoncheva, que regalará un recital inolvidable de la mano de heroínas como Mimì, Tosca, Butterfly, Liù y Manon Lescaut, entre otras. Vuelve al escenario del Liceu el tenor polaco Piotr Beczala, que hará vibrar al público con su entrega y versatilidad vocal. Javier Camarena, considerado uno de los mejores tenores del mundo, llega nuevamente al Liceu acompañado de su pianista habitual, Ángel Rodríguez. Camarena revisará algunas canciones i las arias más representativas de su repertorio: desde la mirada a la música de México, su país de origen, hasta lo más bueno del repertorio belcantista.

Ciclo sinfónico y música de cámara, un paraíso sonoro

La temporada 2021/22 supondrá todo un reto para la Orquesta Sinfónica del Liceu, que demostrará su excelencia gracias a la apuesta firme del Teatre para la actividad sinfónica. Liderando esta aventura está el director musical Josep Pons, encargado de dirigir un ciclo sinfónico que incluye dos conciertos en la Sala del Teatre, una programación de música de cámara i diferentes conciertos en el territorio catalán.

Josep Pons (© Antoni Bofill)

La primera parada será el concierto Mito y tragedia de Electra y Edipo. En esta intensa obra, Edipo, gran protagonista y permanente en escena (encarnado aquí por Michael Spyres), sabrá que él mismo es el asesino de su padre, y en una espiral de fatales sucesos, se clavará una aguja en los ojos y huirá a Tebas. Puro neoclasicismo con una mirada hacia el pasado, pero sin renunciar a los planteamientos estéticos i formales modernos. El paraíso de la creación de un nuevo mundo sonoro en la historia.

La presència a la temporada del Pelléas de Debussy és l’oportunitat per a Josep Pons de revisar aquesta col·lecció de partitures amb el concert Els altres Pelléas. Especialista en la música d’aquesta Europa del 1900, Pons ens guiarà en l’exploració de les transformacions sobre un mateix objecte literari i amb un paradís  comú: la utopia d’un amor que només serà després de la mort. El repertori inclou peces de Fauré, Sibelius i Schönberg. Amb la col·laboració del Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya, el Liceu segueix potenciant la presència de l’Orquestra fora de les parets del Teatre i visitarà el diferents punts del territori català, on hi durà un programa de Gustav Mahler.   

La música de cámara también tendrá continuidad durante la temporada 2021/22, con tres conciertos que acogerán distintas formaciones de cámara surgidas de la Orquesta del Liceu: Liceu Brass Ensemble con Christian Lindberg, Lina Tur y Dani Espasa y Quatour Mosaïques.

Aparte de este ciclo sinfónico, el Teatre también contará con la reprogramación de un recital de la mano de Jordi Savall, que llega al Liceu con la 8ª y 9ª sinfonías de Beethoven amb Le Concert des Nations y La Capella Nacional de Catalunya. En la Octava sinfonía es donde se percibe un enorme contraste entre los hechos y la vida del compositor y la alegría y la vitalidad de esta partitura. Por el contrario, la Novena sinfonía marcaba una nueva categoría: la incorporación de las voces de los solistas y el coro en una sinfonía, un hecho insólito. El poema de Schiller invita a convertirse en un símbolo de la libertad, la fraternidad entre los pueblos como paraíso.

El Liceu inicia un proyecto con el director Rinaldo Alessandrini y su Concerto Italiano, que mostrará la integral de los Madrigales de Monteverdi en el Foyer. La obra encarna el nacimiento del género de la ópera. En el mismo Foyer, el Liceu invita a Xavier Sabata a recrear el ambiente de cabaret berlinés en la obra Pierrot Lunaire, de Schönberg. Sabata, artista comprometido en cuerpo y alma, nos llevará a los límites de las pasiones humanas.