Exposición Balcón Foyer

El tiempo detenido
Del 28 de marzo al 28 de abril 2019
Los asistentes a las funciones podrán vistarla antes del inicio de la función y durante el entreacto.

Visitas guiadas gratuitas previa reserva: 

  • Martes 9 de abril a las 12h (exclusiva para Amics del Liceu)
  • Miércoles 10 de abril a las 11h
  • Miércoles 11 de abril a las 17h

Comisionado de la exposición a cargo de Rosa Ferrer.

La Gioconda aparte de tener todos los ingredientes de una gran ópera, incluye uno de los ballets más populares y conocidos por el gran público; La Danza de las Horas.

Este homenaje musical al paso de las horas y al paso del tiempo, nos ayuda a hacer una lectura diferente de la obra de la pintora Gloria Muñoz.

Si la música del ballet de "la danza de las horas" representa y divide las horas en cuatro etapas: aurora, día, tarde y noche, El tiempo detenido en las pinturas de Gloria Muñoz es el arte de las emociones, pasiones e inquietudes. "El tiempo detenido", estos instantes inmóviles donde los elementos que lo componen quedan como imagen de que el tiempo ya no les importa.

Mirar la pintura de Gloria Muñoz nos encara a un presente donde el espacio se ha congelado, el tiempo se ha suspendido y la luz se ha detenido.

La doble mirada de esta muestra nos lleva por un lado al interior, al dentro, a casa; y por otro lado al fuera, al exterior, al mundo. Si bien el primero es un espacio privado de recogimiento, de paz y de encuentro individual; la vista al mundo exterior nos llega como una experiencia compartida de su visión del paisaje, en este caso de la ciudad de Venecia como escenario de La Gioconda.

Las pinturas sobre Venecia, paisajes desolados, donde la abstracción y la figuración están muy cerca. Pincelada gestual procedente de un impulso interior que acaricia la tela con libertad, fluidez y sin insistencia. Trazos precisos y decididos fruto de las vivencias del espíritu. Silencios, memorias y recuerdos que nos llevan a la confrontación, a la bipolaridad que nos rodea y que está presente en toda la obra de Gloria Muñoz; la vida y la muerte, el día y la noche, el blanco y el negro, el lleno y el vacío.

La recopilación de pinturas sobre las MESAS de Gloria Muñoz es una demostración de que la naturaleza muerta ha pervivido hoy como la íntima relación que el hombre establece con los objetos que lo rodean. Dar una nueva óptica a los objetos familiares. Tradición y modernidad a la vez. El vocabulario alegórico de los libros, las hojas, los caracoles, las conchas, las copas, los frutos del mar y de la tierra, como elementos naturales de nuestra cultura mediterránea y como símbolos asumidos por la memoria colectiva, han sido motivo de ofrendas y nos llevan al mundo de la alquimia, la magia, la sensualidad, mostrando el paso del tiempo, el carácter efímero de las cosas y el misterio que en las imágenes cotidianas se esconde lo desconocido.