Todas las noticias

Queremos continuar allí donde lo dejamos

  • Bajo este lema, el Gran Teatre del Liceu cierra la programación artística de la temporada 19/20 reprogramando sus últimos espectáculos a lo largo de las próximas 4 temporadas y planteará una actividad alternativa con la intención de devolver la cultura en vivo a la vida de las personas
  • El Teatre tiene la voluntad de volver con la misma fuerza que lo ha situado estos últimos años en uno de los momentos más óptimos de su historia reciente, marcados por el equilibrio de calidad humana, social, artística y económica
  • Lluís Herrero y Elisa Durán son nombrados nuevos presidente y vicepresidenta del Consejo de Mecenazgo con la intención de seguir potenciando la inversión privada como uno de los pilares de la economía del Teatre  
  • El Liceu mira al futuro con el apoyo de las administraciones públicas y celebra la reciente otorgación de acontecimiento de especial interés público por el 175 aniversario de la construcción del Teatre de la Rambla por el Consejo de Ministros a petición del Ministerio de Cultura y Deporte

 

Barcelona, jueves 7 de mayo de 2020. Después de proclamar que “es la hora de vencer”, hoy el Gran Teatre del Liceu anuncia el cierre de la temporada 19/20 con la reprogramación de parte de sus últimos espectáculos –mayo, junio y julio- a temporadas futuras. El Teatre, pero, se despide con la clara intención de “continuar allí donde lo habíamos dejado, y de volver con la misma fuerza que ha situado al Liceu en uno de los momentos más óptimos de su historia recente, gracias al equilibrio de calidad humana, social, artística y económica alcanzado los últimos años. Centraremos todos los esfuerzos en mantener esta ilusión y volver con la misma decisión e iniciativa que caracteriza al actual Liceu”, tal como asegura el presidente de la Fundación del Gran Teatre del Liceu, Salvador Alemany. “Es vital que la ilusión generada en el año del 20 aniversario de la reapertura se pueda mantener en todos los espectadores, nadie se pensaba que la temporada acabaría con la ópera La clemenza de Tito y, ante la incertidumbre que todavía impera hoy, es necesario que el Liceu vuelva a mirar al futuro” afirma Valentí Oviedo, director general del Liceu.

Con la intención de seguir potenciando el crecimiento del mecenazgo y de la implicación de la sociedad civil, Luis Herrero y Elisa Duran han sido nombrados nuevo presidente y vicepresidenta del Consejo de Mecenazgo de la Fundación del Gran Teatre del Liceu. Herrero, vicepresidente ejecutivo del Banco Santander, toma el relevo en sustitución de Jaume Giró, quien ocupaba este cargo desde 2017. Elisa Durán, directora general adjunta de la Fundación Bancaria ”la Caixa”, se convierte en vicepresidenta después de ser ratificada recientmente como nuevo miembro del Consejo. Con este cambio, se pretende dar más peso a la representación privada, reforzando la captación de recursos y consolidando esta rama de la financiación que supone una pieza clave en la economía del Teatre. La pasada temporada 2018/19 el mecenazgo llegó a los 7,6 millones de euros, consolidando la recuperación iniciada en 2014 y alcanzando cifras que no se vivían desde 2005.  

© Paco Amate

Por su parte, las administraciones públicas también se mantienen al lado del Liceu apoyándolo en su visión de futuro. La naturaleza público-privada del Teatre, de nuevo, aporta una fórmula sólida y óptima para poder seguir avanzando con equilibrio. El reciente reconocimiento de acontecimiento de especial interés público por los 175 años de la inauguración del Liceu, otorgado por el Consejo de Ministros a petición del Ministerio de Cultura y Deportes, será una herramienta clave en esta próxima etapa para mantener la representación privada iniciada con la celebración del 20 aniversario de su reapertura, y consolidar los recursos vía patrocinio y mecenazgo. Este beneficio excepcional, que celebra la inauguración del Teatre el 4 de abril de 1847, será válido desde diciembre de 2020 hasta noviembre de 2023, y prevé incentivar más fuentes con desgravaciones que pueden llegar hasta el 90 % de las aportaciones.

Cancelación actividad 2019/20

De toda la programación que todavía quedaba activa, se ha procurado reprogramar casi todos los espectáculos, decisión que afecta a la ópera Carmen de Bizet con producción de Calixto Bieito y la nueva producción de ll Barbiere di Siviglia de Rossini con el Staatstheater am Gärtnerplatz (Munic) y el Théâtre du Capitole (Toulouse), que serán reprogramadas a lo largo de las 4 próximas temporadas, así como la esperada producción de Lohengrin de Wagner bajo la puesta en escena de Katharina Wagner que también se podrá ver en este periodo. El último concierto del 20 aniversario con la gran voz de Juan Diego Flórez, previsto el 26 de mayo, pasa al 30 de octubre de 2020, reubicándose en la temporada 20/21. Por último, la temporada también contaba con el espectáculo de danza De Scheherazade a Yo Carmen de la bailaora Maria Pagès ya confirmado para la temporada 2021/22. En el caso de la programación en el Foyer: 3 conciertos del Estallido de cámara –Vents’n clàssic, Dues cartes d’amor per l’eternitat y Un faust contemporani-, y el concierto del OFF Liceu con Rio-Pareja, Muñoz-Osorio, Bonfill y Timón, quedan cancelados.

El Gran Teatre del Liceu se pondrá en contacto con todas aquellas personas que se vean afectadas por la suspensión de la actividad artística (abonados y público general) por los canales de comunicación habituales (correo electrónico o correo postal) para informarles de todas las opciones. 

No es la primera vez que este Gran Teatre se ve obligado a alterar su programación por vicisitudes propias o a causa del contexto político, social o sanitario, siempre resurgiendo gracias al esfuerzo, complicidad y apoyo de la sociedad. Con el incendio de 1861 la actividad artística quedo paralizada un año y once días hasta acabar de reconstruir el Teatre. Otros ejemplos como la bomba Orsini de 1893, las huelgas como la de la Canadenca  de 1919 o epidemias de cólera o gripe como la de 1889 también obligaron al Liceu a cancelar funciones de ópera, ballet y conciertos o modificar las temporadas como sucedió durante los años de la Guerra Civil. En las paredes de este Teatre, con casi 175 años de vida, se puede leer la Historia. Historia que a veces ha dejado cicatrices que siempre han sido curada con la ilusión de reencontrarse con el arte y la música.

Manteniendo la Llama

Ante estas malas noticias, la dirección artística del Teatre está trabajando con una programación alternativa reducida que pueda mantener la llama del Teatre durante los meses de junio y julio. La idea es que las iniciativas que se desarrollen puedan acercar la música en directo a la ciudadanía. Víctor Garcia de Gomar, director artístico, afirma que “transitamos por una crisis que nos obliga a confrontarnos con nosotros mismos, nos devuelve la importancia del silencio, de aparcar urgencias y obliga a definir nuestra misión en la vida. La cultura nos ayuda a dar respuestas. Hemos superado la ansiedad y las horas tediosas con iniciativas audiovisuales -#ElLiceuEnCasa y #MomentosLiceu20-, pero ahora vuelve el reinado de la música en vivo; su impacto no puede ser sustituido y por lo tanto, repensando la ceremonia “concierto” y garantizando la seguridad, queremos encender las chispas de la emoción. Un camino que nos llevará al refugio, a la casa de las emociones hechas música, a la academia de las artes y las pasiones humanas: el Gran Teatre del Liceu”.

Béatrice Uria-Monzón i Roberto Alagna (© Antoni Bofill)

El Liceu a la Fresca se mantiene vivo gracias a la estrecha colaboración con Televisió de Catalunya y RTVE. Este año la 6a edición del proyecto se modifica de la original pero siempre manteniendo el objetivo de difundir el género operístico a toda la ciudadanía. En el caso de Televisió de Catalunya la emisión será según la programación original del Liceu a la Fresca, el día 20 de junio a las 22h en el 33, y en el caso de RTVE será el 5 de julio a las 00h en La2. Las dos cadenas emitirán la ópera Carmen de Bizet con la producción de Calixto Bieito -tal como estaba programado- grabada en 2011 en el Gran Teatre del Liceu. Esta grabación es especial y única porque fue el estreno de la producción en el Teatre y cuenta con Béatrice Uria-Monzón como Carmen, Roberto Alagna como Don José y Marina Poplovskaya como Micaëla, un reparto de lujo que permitirá a todos poder disfrutar de este icónico montaje que se ha convertido en referente en Europa.

Desde el Gran Teatre del Liceu, más que nunca, esperamos y deseamos superar esta situación con las menores consecuencias para las personas, las empresas, el país y la cultura. Esperamos de todo corazón que una vez pasada la tormenta, sea la cultura y la música las que nos vuelvan a unir en las plateas de los teatros, donde todos, hemos sido felices.