Todas las noticias

Regresa al Liceu una de las óperas más hilarantes de Rossini

  • Hacía 36 años que este ‘dramma giocoso’ no se veía en el Liceu y ahora regresa para conmemorar los 150 años de la muerte del compositor italiano
  • Riccardo Frizza regresa al foso orquestal del Liceu con un elenco de especialistas en este tipo de repertorio y con la dirección de escena de Vittorio Borrelli
  • Dos repartos de lujo para una de las comedias de temporada: Varduhi Abrahamyan, Maite Beaumont, Luca Pisaroni, Simón Orfila, Maxim Mironov y Edgardo Rocha entre otros muchos

Barcelona, 5 de diciembre de 2018. El Gran Teatre del Liceu estrena una de las comedias de la temporada, L’italiana in Algeri, en conmemoración de los 150 años de la muerte del compositor italiano Gioachino Rossini. El regista Vittorio Borrelli plantea en su debut en el Liceu un montaje vistoso y colorista, que estará en cartel del 13 al 23 de diciembre. 9 funciones en las cuales podremos disfrutar del espíritu imaginativo y de la vibrante música rossiniana bajo la batuta del maestro Riccardo Frizza, que vuelve al foso del Liceu con un elenco de especialistas en este tipo de repertorio. 

El público del Liceu podrá disfrutar de dos repartos repletos de debuts en el Teatre. Descubrimientos como el de la mezzosoprano Varduhi Abrahamyan, el bajo-barítono Luca Pisaroni o el tenor Maxim Mironov, tres voces muy cotizadas internacionalmente y que pisarán el Liceu por primera vez. Los tres se alternarán en los roles de Isabella, Mustafà y Lindoro con Maite Beaumont, que debuta rol, Simón Orfila y Edgardo Rocha, que también se estrena en el Teatre. El resto de voces, muy conocidas por los espectadores del Liceu, completan un reparto de lujo: Giorgio Caoduro y Manel Esteve como Taddeo, Sara Blanch como Elvira, Lidia Viñas-Curtis como Zulma y Toni Marsol como Haly.



L’ italiana in Algeri es una obra que juega la carta de la liberación de la mujer a través de su protagonista, Isabella, capaz de poner cada cosa en su lugar ante la rudeza de Mustafà. Rossini consiguió, a los 21 años, un triunfo total con esta farsa cómica en dos actos. A pesar de ser tan joven, el músico italiano consolidó su estilo personal, como legítimo heredero de la ópera buffa del siglo XVIII. Grandes arias como ‘Cruda sorte’ de Isabella y unos concertantes espléndidos —como por ejemplo el onomatopéyico final del primer acto— son algunos de los platos fuertes de este hilarante menú rossiniano. 

La ópera de Rossini es un dramma giocoso en dos actos y libreto de Angelo Anille. El estreno absoluto fue el 22 de mayo de 1813, en el Teatro San Benedetto de Venecia. Dos años más tarde llegaba a Barcelona, al Teatro de la Santa Cruz, el 29 de agosto de 1815, y en el Liceu no llegaría hasta el 23 de diciembre de 1869. Unas fechas navideñas que repetiría en su última representación, el 18 de diciembre de 1982. Total de representaciones en el Liceu: 13.